¿Qué es
CaniLeish®?

¿Para qué se utiliza CaniLeish®?

CaniLeish® anileish se indica para vacunar a perros a partir de los seis meses de edad, con el fin de reducir el riesgo de desarrollar una infección activa y la enfermedad clínica después del contacto con la Leishmania infantum.

ANTECEDENTES DE LA VACUNA

La vacuna fue la primera vacuna desarrollada en Europa.
Única medida efectiva que estimula de forma específica una respuesta inmunitaria celular apropiada frente al parásito L. infantum.
Posee una elevada eficacia demostrada en condiciones de campo extremas.

BENEFICIOS

Es una vacuna con una tasa de protección del 93%. Estimula una respuesta inmunitaria celular, apropiada y específica contra el parásito L. infantum

A diferencia de muchas vacunas convencionales, la protección eficaz contra la leishmaniosis canina requiere una respuesta diferente del sistema inmune y una vacuna desarrollada para generar inmunidad solida contra este parasito.

MUCHISIMOS PERROS ESTAN VACUNADOS CONTRA LA LEISHMANIOSIS,

¿Y EL TUYO?

Una Prevención Excepcional para una Enfermedad Mortal

¿Qué es la Leishmaniosis?

La leishmaniosis canina se transmite a través de un pequeño insecto: el flebotomo o “mosca de arena”. Los perros pueden sufrir fiebre, caída del pelo, pérdida de peso, úlceras en la piel, crecimiento anormal de las uñas, anemia, artritis, insuficiencia renal grave e incluso la muerte. Existen tratamientos pero no hay cura. Se calcula que en Europa hay 2,5 millones de perros infectados con este parásito y en otros tantos en Argentina.

Sobre la Vacuna

Durante  20 años, los científicos han estado trabajando con tecnologías de vanguardia para proteger a los perros frente a este parásito mortal. Ahora, por primera vez, hay una vacuna contra la leishmaniosis canina disponible en Europa y Argentina.

¿Por qué vacunar a tu perro?

Vacunar a tu perro con la nueva vacuna significa potenciar la resistencia interna de su sistema inmune frente a la leishmaniosis canina. Podría salvarle la vida.

UNA NUEVA E INNOVADORA TECNOLOGÍA YA ESTÁ DISPONIBLE PARA LAS CLÍNICAS VETERINARIAS ARGENTINAS

Después de 20 años de innovadoras investigaciones en tecnología de vanguardia en vacunación y gracias a la colaboración entre científicos de alto nivel, por fin disponemos en Europa y ahora en Argentina de una vacuna contra la Leishmaniosis Canina. CaniLeish® representa un avance decisivo en la protección contra esta enfermedad. Los estudios clínicos de eficacia realizados han demostrado que CaniLeish® estimula una respuesta inmune celular específica contra L. infantum proporcionando una protección eficaz contra el desarrollo de la enfermedad.

LA PRIMERA VACUNA CONTRA LA LEISHMANIOSIS CANINA

YA ESTÁ DISPONIBLE

SOBRE LA LEISHMANIOSIS

La leishmaniosis canina está causada por la leishmania, un parásito microscópico que se transmite a los perros por la picadura de un pequeño insecto (el flebotomo o “mosca de la arena”) a menudo llamado incorrectamente “mosquito”. Puede que, si tu perro está infectado con el parásito, los síntomas no aparezcan inmediatamente. Los signos más frecuentes incluyen fiebre, caída del pelo (sobre todo alrededor de los ojos), pérdida de peso, úlceras en la piel y crecimiento anormal de las uñas. Los órganos internos también se ven afectados, pudiendo derivar en anemia, artritis e insuficiencia renal grave. Esta enfermedad puede provocar la muerte, y aunque los tratamientos ayudan a controlar los síntomas, no la curan. Se calcula que en Europa hay 2,5 millones de perros infectados con este parásito.

Los síntomas de esta enfermedad son muy variados y difieren en cada animal. Los más identificables son la aparición de zonas con pérdida de pelo, la descamación o la aparición de nódulos en la piel, así como un crecimiento anormal de las uñas; formación de úlceras en el borde de las orejas, entre los dedos ; aparición de sangre en orina o en la nariz; conjuntivitis, diarrea.

También pueden existen lesiones oculares, hemorragias, inflamación de los ganglios, anemia, insuficiencia renal, inflamación del hígado o el bazo, fiebre, artritis, adelgazamiento, fatiga.

Mientras algunos perros desarrollan los síntomas de la infección, otros la cursarán de forma asintomática, pudiendo llegar a permanecer clínicamente sanos durante meses o años.

El riesgo de padecer leishmaniosis es el mismo para perros machos que para hembras. Algunas razas tales como el Bóxer, Cocker spaniel,
Rottweiler y Pastor Alemán parecen ser más susceptibles que otros. Otros factores que juegan un papel relevante a la hora de determinar una mayor o menor resistencia a la enfermedad son la genética, la edad y el estado inmunológico (que contempla a su vez variables como la alimentación, el
estrés o el padecimiento de otras enfermedades), así como la circunstancia de si el perro está, o no, vacunado contra la enfermedad.

Entonces, ¿qué hace que unos perros enfermen y otros no? La respuesta a esta pregunta se halla en el tipo de respuesta inmune que
desarrolle el animal.

Baneth G, Koutinas AF, Solano-Gallego L, et al. Canine leishmaniosis: new concepts and insights on an expanding zoonosis: part one. Trends Parasitology, 2008; 24: 324-330.

Moreno J, Alvar J. Canine leishmaniasis: epidemiological risk and the experimental model. Trends Parasitol, 2002; 18(9):399-405.

Solano-Gallego L, Morell P, Arboix M, et al. Prevalence of L. infantum infection in dogs living in an area of canine Leishmaniasis endemicity using PCR on several tissues and serology. J. Clin. Microbiol., 2001; 39: 560-563.

LEISHMANIOSIS EN HUMANOS

La leishmaniasis (leishmaniosis en personas) puede afectar al hombre y representa un grave problema en países como Brasil o la India. En el primer mundo, por el contrario, es poco frecuente en el ser humano y se controla mucho mejor que en el perro.

Sin embargo, cada año se diagnostican casos, sobre todo en personas inmunodeprimidas (enfermos de SIDA, trasplantados, pacientes oncológicos, bebés…) que son más sensibles a la enfermedad. La leishmaniosis también es, por tanto, un asunto de salud pública.

Share This